Juan Ojeda

La vida sin por qué

Juan Ojeda se lanzó bajo las ruedas de un auto en la cuadra 23 de la avenida Arequipa, en Lima, el 11 de noviembre de 1974. Tenía treinta años de edad.

Alguien se suicida, su familia, sus amigos, la policía, los periodistas de policiales se esmeran en encontrar una causa para tal decisión. Se habla de problemas económicos, de amor no correspondido, de enfermedades incurables. Lo cierto es que esas decisiones están más allá de la explicación y, en el caso de jóvenes talentos como el de Ojeda, consiguen alimentar cierta mitificación.

Ojeda, con su obra Arte de Navegar, publicada póstumamente por sus amigos Hildebrando Pérez y Cesáreo Martínez, se muestra como una de las mejores voces poéticas de los años sesenta. Nació en Chimbote, vivió la traumática transformación de la bahía y el pueblo en un polo del caos debido a la entrada brutal del dinero proveniente de las fábricas de harina de pescado. El tema esencia de El zorro de arriba y el zorro de abajo, novela de Arguedas que Ojeda admiró.

Ojeda en vida y obra mantiene una visión apocalíptica del ser humano. Pero como era un poeta excepcional, transmitió esa mirada no en reflexiones abstractas sino en imágenes, en los esfuerzos inútiles de llegar a las orillas cuando se está en medio de un mar embravecido. Ojeda era un ser marcado, no habría podido quizás vivir más tiempo del que él eligió.

Juan Ojeda

Chimbote, 24 de marzo de 1944 - Lima, 11 de noviembre de 1974

Poemas

Leído por