Soneto I

Martín Adán (Rafael de la Fuente)

Leído por Mirko Lauer

El conejo brotaba de la pared. Así era.
Así es la vida, Amor, con su cal y su canto,
Como dijo el poeta, el otro de entretanto
Porque la vida, Amor, no es un tiempo siquiera.

Y el conejo brotaba de su atroz primavera,
Porque todo es un vientre de hedor y desencanto.
No hay geranio que enjugue para su ser tu llanto
¡Ay, ni ese dios que hice como una flor rastrera!

El conejo brotaba, vertical, tan humano…
Cuatro patas, no más, y sin ninguna mano,
Como el yo que me arrullo en cualesquiera lechos…

Así es la Vida, Amor… semántica de quejas
Vanas, con hocico cualquiera y dos orejas
Enormes, como un conejo de los hechos…

Diario de poeta (1966-1973)

Del libro Diario de poeta (1966-1973)

Leído por

El autor

Otros poemas

Soneto II

Leído por:
Mirko Lauer

Comparte