Soneto II

Martín Adán (Rafael de la Fuente)

Leído por Mirko Lauer

Dios es simple… es así. Si tocas las paredes
Allí está Dios, que te hizo muy antes de su idea.
Dios es simple, Amor Mío, como una mujer fea.
La mujer que persigues entre duros ustedes.

Dios es simple. Si dudas, es porque no lo puedes.
No hay otro mundo, Amor, sino el que uno se crea.
Dios es tan simple así como el perro que mea,
Como la rosa luce o como cuando hiedes.

Dios es simple. Es así. Te hizo las ciudades.
Te hizo los mendigos. Te hizo las caridades.
¡No dudes, Amor Mío, no dudes, que me muero!

Dios es simple, Amor Mío. Dios es sin teología.
Es el salir temprano al misterio del día,
Como sale el polluelo de la cáscara, entero.

Del libro Mi Darío (1967)

Leído por

El autor

Otros poemas

Soneto I

Leído por:
Mirko Lauer

Comparte